Las claves para entender la educación en Estonia

Estonia es uno de los países más modernos de Europa, caracterizado por permitir la votación online, con el internet garantizado en la constitución y, además, ser el precursor de Skype. Siendo también, una de sus más relevantes características, el sistema educativo que se basa en los siguientes pilares:

Mantienen la igualdad de oportunidades. La procedencia socioeconómica no influye en el acceso de los estudios. Los alumnos tienen que tener acceso obligatorio a la educación. Bajo este aspecto, ha logrado ser uno de los países con menor índice de malos resultados, a pesar de que, en contra partida, también se caracteriza por ser uno de los países con menos estudiantes de alto nivel. Asimismo, las comidas escolares son gratuitas, hay ayuda para niños con necesidades especiales y escuelas rurales.

Sobresale la relevancia de las lenguas: El estonio es una lengua muy ardua de aprender, los niños aprenden a dominarla antes de establecerse en la primaria y le da importancia a través de un conjunto de etapas educativas. De esta forma, en la universidad la carrera puede llevarse de forma gratuita en caso de que se haga en lengua estonia. Por otro lado, en secundaria muchos estudiantes estudian más de 3 lenguas extrajeras.

El profesorado dispone de mucha libertad en relación a la metodología y contenido. A pesar de que los docentes no son bien pagados, sí son muy valorados, y tienen acceso a prácticas innovadoras a través de una formación continua y enfocada.

Hay una elevada estabilidad legislativa, además de que se establecen los objetivos generales con plazos para su alcance, son los profesores quienes trazan las estrategias para llegar a ellos.

Estonia se caracteriza por ser el Silicón Valley de Europa, y a pesar de contar con pocos recursos, tiene una educación muy tecnológica. Suele incluir la programación desde los principales años de escolarización, la creación de material didáctico a través de los entornos virtuales, además del equipamiento robótico gracias al Lego Mindstorms, debido que con esto se planea despertar la curiosidad científica en los estudiantes.

método Montessori

¿Te gustaría conocer cuál es el mejor método pedagógico para el aprendizaje cooperativo en los niños? En las próximas líneas te plantearemos la respuesta.

El método Montessori es un excelente ejemplo de la educación a través de la cooperación, donde se imparte la premisa de que la única competencia que debemos tener es con nosotros mismos, ya que esto nos ayudará a mejorar diariamente, pero sin fomentar la competencia con el resto.

Es una escuela Montessori, se evita que los niños trabajen en la misma actividad bajo el mismo periodo de tiempo, cada participante trabaja con distintos materiales según el ritmo que estipulen, de modo que no se rebajarán al ámbito comparativo, determinando quién termina más rápido o quién lo hace de mejor calidad. Al trabajar en una actividad tiende a hacerlo en equipo, lo que significa que, en lugar de competir, terminan colaborando entre sí.

Asimismo, bajo este método no existen notas o calificaciones, la evaluación es continua y está centrada en lo que el niño dispone para trabajar, de forma que no se les proporciona un boletín a través del cual puedan compararse con sus compañeros.

Esto ha hecho que el método Montessori se convierta en la alternativa más viable para educar. Aunque, es imprescindible destacar que hay personas que tienen la creencia errónea de que es necesario educar en base a la competitividad, de forma que así se preparará al alumno para un mundo donde tendrá que competir para lograr el éxito social. Este estigma está basado en el hecho de que se cree popularmente que el éxito es tener más que el resto, sin embargo, este es un puente directo al vacío existencial e infelicidad.

Pero, en caso que consideremos que tener éxito en la vida es percibir que formamos parte de algo superior, enseñaremos a los niños a trabajar bajo un espíritu cooperativo.