Cómo crear hábitos de lectura entre el alumnado

Cómo crear hábitos de lectura entre el alumnado

¿Quieres crear hábitos de lectura entre el alumnado? ¡Deberás seguir este conjunto de pasos!

El ejemplo es la manera más óptima de desarrollar el placer por la lectura: Si tus alumnos observan tu deseo insaciable de leer, si les hablas sobre libros, si los llevas en tu bolso de trabajo, o bien, si recomiendas novelas, tus alumnos de manera no intencionada desarrollarán placer por la lectura. Este consejo también se aplica en familias.

Promueve un tiempo para la lectura y un ambiente para esta ocasión: Los alumnos, en la actualidad, tiene muy poco tiempo libre. En caso que desees que adquieran un excelente hábito de lectura, deberás de proporcionarles un tiempo para realizar esta actividad (entre los diversos tipos de lectura, buscamos que en algunas ocasiones utilicen la lectura fonológica). Es necesario que sea un ambiente relajado y sin presión.

Construye un espacio para la lectura: Para leer no es preciso que se sienten en una silla, puedes colocar un espacio abierto, bajo la sombra de un árbol, para distintas actividades culturales o una biblioteca con sofás. Estos espacios podrán atraer a tus estudiantes.

Crea un listado de distintas novelas: Considerando la edad de tus alumnos, busca un conjunto de novelas, poemarios, cómics, etc., y recomiéndalos. Estos pueden basarse en temas relevantes para ellos, bien sean juveniles o infantiles. Las temáticas que mayor atención captan en personas de este rango de edad son aquellos mediante los que puedes empatizar, en pocas palabras, los que son cercanos a su realidad.

Valora la curiosidad y llegarás a tener una clase con elevado nivel de lectores: Muchos de los grandes educativos hacen mención de la curiosidad como principio del aprendizaje. Es decir, la lectura al mezclarse con la curiosidad, da en consecuencia a un lector empedernido.

No seas evidente respecto a la evaluación de la comprensión lectora: Esto puedes hacerlo a través de actividades lúdicas que impliquen el interés del alumnado. Las dinámicas de evaluación, portafolios, rúbricas, son excelentes herramientas que te permitirá determinar el avance de una forma cualitativa.

Deja un comentario