La personalización del aprendizaje en la era moderna

En la actualidad contamos con un elevado avance tecnológico que nos permite ampliar los recursos, optimizar el tiempo y obtener los conocimientos que requerimos. Este hecho hace 60 años era impensable, sin embargo, las TIC son una solución a la atención de las necesidades de los individuos, no de una manera completa, pero sí de la forma más viable. Algunas de las formas como la personalización el aprendizaje beneficia al sistema educativo, son:

Diversifica las opciones de consumo de contenido: Debido a la variedad de herramientas de creación y de contenido, las opciones para mostrarlo en el aula se incrementan.

Proporcionar el acceso al contenido. Debido a los buscadores de contenido en Internet, ahora es más sencillo que nunca poder acceder a la información educativa que pueda alimentar nuestras explicaciones y actividades. Por ejemplo, Tiching, es una red donde puedes adquirir más de 500.000 recursos educativos que se ha indexado según el nivel y la materia a tratar.

Simplifica la tarea del profesorado: Además de educación como a nivel de corrección de distintas actividades, como la creación de contenido y la gestión del alumnado, a través de la TIC podremos contemplar un conjunto de soluciones y herramientas que nos ayudarán a solventar algunas tareas.

Permite una autonomía superior: Hay una amplia gama de actividades auto correctivas que proporcionan un feedback al alumno, proveyéndole la capacidad de avanzar en base a sus necesidades de aprendizaje. Asimismo, hay un sinnúmero de aprendizajes que necesitan de más tiempo de repetición y práctica, por lo que se proporciona una gran cantidad de diversidad y ejercicios en diversos grados de complejidad, logrando que cada alumno logre regular su aprendizaje.

Ofrece datos para que se pueda hacer un seguimiento a la evolución del estudiante: Muchas de las herramientas y aplicaciones educativas muestran una trazabilidad, es decir, proporcionan datos relacionados al desarrollo de actividades, como el número de errores y aciertos, número de intentos y tiempo de dedicación.

Cómo crear hábitos de lectura entre el alumnado

¿Quieres crear hábitos de lectura entre el alumnado? ¡Deberás seguir este conjunto de pasos!

El ejemplo es la manera más óptima de desarrollar el placer por la lectura: Si tus alumnos observan tu deseo insaciable de leer, si les hablas sobre libros, si los llevas en tu bolso de trabajo, o bien, si recomiendas novelas, tus alumnos de manera no intencionada desarrollarán placer por la lectura. Este consejo también se aplica en familias.

Promueve un tiempo para la lectura y un ambiente para esta ocasión: Los alumnos, en la actualidad, tiene muy poco tiempo libre. En caso que desees que adquieran un excelente hábito de lectura, deberás de proporcionarles un tiempo para realizar esta actividad (entre los diversos tipos de lectura, buscamos que en algunas ocasiones utilicen la lectura fonológica). Es necesario que sea un ambiente relajado y sin presión.

Construye un espacio para la lectura: Para leer no es preciso que se sienten en una silla, puedes colocar un espacio abierto, bajo la sombra de un árbol, para distintas actividades culturales o una biblioteca con sofás. Estos espacios podrán atraer a tus estudiantes.

Crea un listado de distintas novelas: Considerando la edad de tus alumnos, busca un conjunto de novelas, poemarios, cómics, etc., y recomiéndalos. Estos pueden basarse en temas relevantes para ellos, bien sean juveniles o infantiles. Las temáticas que mayor atención captan en personas de este rango de edad son aquellos mediante los que puedes empatizar, en pocas palabras, los que son cercanos a su realidad.

Valora la curiosidad y llegarás a tener una clase con elevado nivel de lectores: Muchos de los grandes educativos hacen mención de la curiosidad como principio del aprendizaje. Es decir, la lectura al mezclarse con la curiosidad, da en consecuencia a un lector empedernido.

No seas evidente respecto a la evaluación de la comprensión lectora: Esto puedes hacerlo a través de actividades lúdicas que impliquen el interés del alumnado. Las dinámicas de evaluación, portafolios, rúbricas, son excelentes herramientas que te permitirá determinar el avance de una forma cualitativa.