Usar el puzzle con fines educativos

Usar el puzzle con fines educativos

¿Te gustaría cambiar la dinámica de enseñanza? ¿Qué te parece hacer uso del puzzle con fines educativos? ¡En este artículo te platearemos la forma de usar este juego para lograr tu finalidad!

Los juegos son excelentes herramientas que permiten incrementar el aprendizaje de los estudiantes, de forma que puedan aprender habilidades, conocimientos y valores de una manera diversidad sin percatarse de que están en proceso de aprendizaje. La idea es que adquieras recursos educativos que cumplan una función pedagógica y no se orienten únicamente al ocio.

Hay juegos educativos que cumplen con esta finalidad, pero el más importante será tratado en este artículo: el puzle. Este juego es una herramienta pedagógica tanto dentro como fuera de la institución.

En el momento que pensamos en los puzzles, podemos tomar como equivoco punto de referencia a unas piezas de cartón que tienen distintas formas y corresponden a un fragmento de la imagen que será creada. Sin embargo, hay variopintos puzzles a través de los cuales podemos trabajar tanto dentro como fuera del aula de clase:

Tangram: Procede de China y se encuentra compuesto de 7 piezas -un cuadrado, un paralelogramo y cinco triángulos-, se caracteriza por ser el más usado dentro de las escuelas, debido que brinda la posibilidad de introducir los conceptos de geometría a través de manipular materiales que tengan formas abstractas.

Cubo de rubik: Fue inventado en la década de 1970 por un docente de arquitectura que deseaba explicar a sus alumnos cuál era la mejor forma de resolver un problema estructural que consiguiese mover los costados sin necesidad de destruir el ámbito central.

Pentomino: Tiene 12 pentominos. Fue creado el año 1975 por Solomon W. Golomb. Posee 6 cuadrados unidos por los lados, lo que permite que se creen distintas figuras. Mediante este recurso, años después, fue creado el Tetris.

Deja un comentario