Las Profesiones Modernas

Los profesionales del Trabajo Social frecuentemente tienen dificultades para hablar de lo que hacen. Ellos sostienen con frecuencia “que no se puede generalizar porque trabajamos con lo humano, lo que es necesariamente singular”. Se subentiende que el contenido de su trabajo fácilmente sería menos observable o menos evidente que describir algo en el sector de la producción. Pero la sociología de los grupos profesionales, en la tradición de Evertt C. Hugues, ha demostrado sin embargo que “estos oficios relacionales” pueden ser estudiados en el mismo nivel que los otros.
Sin embargo una condición aparece primordial: sobrepasar el mero estudio de la eficacia técnica, de lo visible, de lo inmediatamente medible para extender la mirada hacia la eficacia simbólica. Además, en contra de la perspectiva funcionalista, se trata de prestar atención siempre a lo que estos profesionales hacen realmente en el seno de lo cotidiano. Bosquejar, mirar, prestar atención a los mil detalles de sus prácticas, a los gestos, a las palabras intercambiadas entre los usuarios, etc: no es más que cumplir esta condición de que se puede aprehender realmente todo lo que hacen los hombres y las mujeres que ejercen una profesión. Esto es particularmente verdadero en el campo del trabajo social, porque justamente se trata de un ámbito atravesado por una racionalidad particular.

Las Profesiones Modernas

Leave a Comment